lunes, 17 de septiembre de 2012

Juno vs Vanessa


Cuando tienes 16 años, definitivamente uno de tus grandes problemas siendo mujer es no quedar embarazada y vivir con una especie de "carga" el resto de tu vida. Ya no digamos la inmadurez y todas las responsabilidades que conlleva hacerse de una criatura, cuando tú ni siquiera has dejado de serlo.

El sábado pasado vi Juno. Nunca me había llamado la atención porque no me gustan los bebés, las niñas que se embarazan a los 16 se me hacen estúpidas y porque según yo era una película muy girly. Y lo es.

Sin embargo, lo que me interesó de la película no fue Juno, protagonizada con bastante destreza por una Ellen Page veintieañera, sino Vanessa (Jennifer Garner), una mujer de casi 30 (quiero imaginar, porque no dicen su edad) que su máximo sueño es ser madre. Parafraséandola  "es cuando sabes que vas a ser bueno en algo, yo nací para ser madre". Es por eso que Vanessa fue un personaje impactante para mí, con casi la misma edad que la mía, luchando por culminar un talento.

Nunca he querido tener hijos, odio a los niños, sobretodo los que no están educados. Pequeñas criaturas horribles, ruidosas, molestas y pegajosas. Arg. Pero a pesar de que no los quiera, como Vanessa, yo sé que sería una excelente madre. Tengo el caracter para inculcarles disciplina, el suficiente interés para que sean perseverantes y logren cosas maravillosas, la creatividad y buenaondismo para que puedan crecer libres y maduros. La paciencia para que se sientan amados. Pero no.

A veces las personas renuncian por convicción a lo que son buenos por dedicarse a otras cosas que los apasionan más, algunas otras renuncian por miedo.  Y algunas hacen realidad su talento, por sobretodas las cosas.









1 comentario:

Anónimo dijo...

Si eso mismo pensaba yo, y ahora tengo una preciosa hija, je una oda a la calentura. XD