domingo, 30 de diciembre de 2007

collage, popurrí o mezcolanza.

Pues ya está casi todo listo para recibir el año nuevo. A mi me gusta mucho esta celebración contrario a lo amargada que pueda parecer en las fiestas navideñas. Aún así, no niego que me la paso bien en las 2.

Ya bañé a mis tres perros y se ven bellos y esponjados, luego les paso las fotos. Recibirán limpios el año nuevo.

Me sorprende todo lo que está pasando para conseguir una licencia permanente, lo malo es que siempre se deja todo para el final, mexicanotes teníamos que ser. Yo saqué mi licencia hace como 3 meses, rápida y facilmente... el problema es que no sé manejar, y ahí anda el carro arrumbado nadamás. Alguien sabe de algún buen curso de manejo, o ya de perdida se ofrece a instruirme?

Sí, ya sé que no pongo las aberturas de los signos de interrogación o admiración. No sé por qué, nunca me ha gustado como se ven.

La gente feliz me agrada, en la capacitación que tomé hace poco, dos tipos nos dieron una conferencia de tres horas, pero yo me la pasé doblada de risa todo el tiempo, al final nos hicieron llenar una evaluación, y una tipa a lado mio, puso que les faltaba seriedad. Yo digo que 3 horas de seriedad hubieran dormido a más de uno. Me choca la gente que cree que sólo porque tiene más de 20 años tiene que comportarse como un adulto amargado y ser serio todo el tiempo "porque el mundo real es serio", yo creo que todo marcharía mejor si riéramos un poco más y nos tomaramos las cosas en serio sin llegar a la solemnidad o al aburrimiento. Por eso me encanta mi carrera, y sobretodo mi especialidad, no estás destinado al amargamiento.

Muy feliz año nuevo a todos!!

11 comentarios:

el Bizarro dijo...

Cierto, cierto , cierto

es detestable esa personas solemnes y aburridas
(conmigo basta, ja)

la risa es algo tan relajante
y es el mejor ejercicio en un Spa

que chinguen a su ....
esos monos q buescan la seriedad.
lo q les falta es ententer la vida
dsd una esferota, no d un cubito.


ah si, feliz año

sirako dijo...

la gente feliz me da como que desconfianza, yo siempre he preferido a los amargados.

todo el mundo lo sabe.

sirako dijo...

y la verdad es que el año nuevo me da miedo.

y los perros.

jojojo.

Chipocludo McFly dijo...

ohh sirako es santa claus!!! ke no nos enseñó la foto, ahora rie y sigue riendo aun despues de no traerme NADA....



neto, es bien padre lo que estudiamos, por eso tmb en la agencia me la paso requetebien jeje, es bien chevere


chido inicio de año

Oinot dijo...

bueno... a mí en realidad los que me dan desconfianza no es la gente feliz... sino la que se la pasa sonriendo todo el día que no es lo mismo.. uno puede ser feliz sin necesidad de estar sonriendo todo el santo día... pa mi como que esa gente oculta algo...

claro que igual y por eso ando medio amargado... naaaahhh, eso no tiene nada que ver

por eso no les deseo un sonriente año, sólo un feliz año, especialmente para mi hermanita que hace mucho no veo

Cool Acid dijo...

Yo pienso = que tu, pero la gente me dice "weee, ya madura!!!" pfffff
(8)I don't wanna be told to grow uo (8)

Feliz año!!! Pasatela bien!! Ya siento que te quiero mucho!!! Haha

:::X@Vy::: dijo...

A mi me gusta ser siempre feliz =D, sobretodo para infundirle miedo a sirako jijiijiji...

Felipe dijo...

Los peores es la gente que es solemnemente feliz. Y peores todavía los que son solemnemente felices y desfachatados. Sí, existen esos oximorones.

CresceNet dijo...

Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.

Katzu la Costeña dijo...

claro, pobres mensos sin niñito interior o con niñito interior golpeado o que trabajaba desde chiquito, o reprimido o mudo. jiji

Fijatqe que a mi tampoco me gustan las aperturas de los dignos de admiración o interrogación, me chocan

Al dijo...

Cuando quieras e enseño a manejar, aunque no manejo muy bien y nunca me puedo estacionar de cola a la primera, chale, que verguenza, estoy tan lejos de ser Leonidas.