martes, 18 de septiembre de 2007

del porqué amamos a Doctor House, aunque haya sido el papá de Stuart Little

Aja! aunque no lo crean el Gregory House es el padre de aquel ratoncillo blanco llamado Stuart Little. No es bello como mejoró el buen hombre?

Mi hipótesis es esta: El sr Little, se volvió loco tras decir 1547 veces "Little aquí, Little allá, un Littlel te saludará" (o algo por el estilo).

Obvio tras este incidente abandonó a su familia, dejándo huérfano por segunda vez al pequeño ratón. Se mudó y estudió medicina en un curso relámpago, demostrando qeu era un erudito para la medicina.

Aquel descubrimiento hizo que recuperara las ansias de vivir y se dedicara por completo a la medicina. No sin dejar de lado su gran gusto por los ratones y la manera en que estos mueven la cabeza.

A pesar de su recuperación mental, la frase "Little aqui, Little allá, un Little te saludará" lo dejó marcado de por vida, por lo cual contrarrestra su trauma con frases ácidas y sarcásticas.

Sobra mencionar su cambio de look ñoño, a don Juan cuarentón. Oh que hombre sexy.



















En nuestro próximo capítulo: la gran disyuntiva de House cuando llega un interno de neorología llamado Stuart L., quien fue abandonado por su padre en la infancia.



pronto: Envejeciendo con dignidad, la película.

5 comentarios:

Chipocludo McFly dijo...

uhhh ya me suponia ese hombre no era normal



un dia estudiaré medicina, spi, como a los 39...



saludos leVeS!!

Cool Acid dijo...

Dr.House es Dios, siempre lo he dicho.... o minimo una parte de la tetranidad como lo ponen en la Inciclopedia.
Como sea.... apoco no es la pura onda??? Cuando sea grande quiero ser como el... excepto por lo cojo y lo medico. Y lo viejo, tal vez. xD

Yomero dijo...

Yo también quiero ser como el Dr. House. A de ser la onda llamarse Gregorio.

Luis Frost dijo...

aaay, claro...
si esa serie hubiera existido a mis 17, me cae que hubiera estudiado medicina.
todavía puedo volverme cojo, lo amargado lo he tenido desde siempre.

sirako dijo...

yo nunca la he visto, me da miedo la tele, pero luego vendo el miedo.. ah no.