miércoles, 7 de febrero de 2007

Sin recentimientos

Ok, lo admito, soy una mala persona que no te quiso hacer daño.

En realidad soy una bestia que no merece tu perdón, y estoy muy, muy apenada, quiciera que todo volviera a ser como antes.

Pero ¿sabes qué?... ¡No es cierto!, no me arrepiento, ni te he perdonado, y aquí entre nos, jamás lo haré, al contrario viviré para hacerte la vida miserable, hasta que tu hígado (si es que tienes) o el mío se convierta en una piedra volcánica y explote y mis vísceras o las tuyas se exparsan por toooooodo el pavimento.

La pequeña Ashanty tiende a perdonar, pero nunca de los nuncas a olvidar. Amén

2 comentarios:

Rubén dijo...

Oras, recuerdame no ser cruel contigo. Y que no se te olvide.

Chipocludo McFly dijo...

*_*

y ahora?

ke bueno ke no he hablado contigo, sino pensaría ke fuese esto pa'mi, ya sabes eso de la paranoia