domingo, 30 de agosto de 2009

Pensamientos al aire

Yo, como habrán notado nunca escribo acerca de sucesos muy personales, así que vayamos al grano, esta será una excepción. Generalmente me lo quedaría, o lo escribiría para mí, pero necesito que sea un texto compartido, como compartiré esta plática con gente cercana.

Es tan difícil tomar decisiones relacionadas con los sentimientos, todos lo sabemos, sobretodo si hay personas a las que lastimas con dichas decisiones, es decir, las personas decentes siempre suelen tocarse el corazón antes de hacer daños irreparables en el otro órgano de los demás.

Hoy, a partir de este día tengo un mes para tomar una decisión, para ello tuve que alejar a dos personas importantísimas en mi vida, ambas con quienes hubiese corrido al instante a buscar refugio y consejo; por lo tanto estoy sola, torturada por mi ansiedad y mi falta de voluntad, quisiera tomar el teléfono, mensajearlos, hablarles, contarles todo, pero no puedo, porque nunca es justo que se mezcle la causa y la consecuencia.

Quizá yo sepa mejor que nadie que voy a escoger, pero eso no impide que las cosas duelan, que me haya hecho un harakiri, que sea una kamikaze al echarme el mundo encima sin dos grandes pilares como apoyos. Siempre es muy difícil la transición, romper la rutina y buscar el beneficio personal por encima de los demás.

Por eso queridos lectores, yo sé que si les preguntara, que preferirían, si no herir a los demás y vivir incómodos, o vivir como quieren pero destrozando a los demás, seguro se inclinarían por la más egoísta. Sí, parece sencillo, pues al mundo vinimos solos y la única persona que debe importarnos y a la que debemos procurarle felicidad es a nosotros mismos, entonces porque es tan difícil tomar decisiones que afectan a los demás a pesar de nuestro bien.


Hoy sólo necesito de ustedes su sinceridad, ¿Cuáles son los precios que están dispuestos a pagar por su felicidad y si vale la pena?

*It's easier to runReplacing this pain with something numbIt's so much easier to goThan face all this pain here all alone* la canción con el mood de hoy.

3 comentarios:

Grovick dijo...

Tal vez te entiendo un poco, lo cierto es que en esta vida no venimos a sufrir, sino a aprender, crecer y a ser felices. Y una vez que somos felices perdemos el ego y podemos realmente ayudar a los demas, nos volvemos sanadores.

No hay que sufrir la realidad, hay que navegar sobre ella, superar vientos y tempestades. En medio de los golpes del mar y los signos, hay que avanzar tranquilamente y mirar hacia el puerto a donde vas.

Chipocludo McFly dijo...

[no comments] necesitamos hablar!

jon dijo...

No sé..., desde el punto personal, en mi vida la felicidad por lo pronto está ligada a algunas personas, entiendo tu punto pero tú eres la protagonista de tu vida y creo que debes de ponerte por encima del resto y si no vas a estar cómoda o a sentirte bien, creo que debes pasar página, nimodo, en general personas van y personas vienen y se quedan los importantes, así hayan llegado hace 10 años o ayer, por lo pronto en mi vida para sentirme bien conmigo mismo ha sido tropezar últimamente para darme cuenta que estoy dispuesto a darle un lugar muy importante a personas que se puede decir que apenas han llegado a mi vida y por encima de personas que quiero mucho y que han estado conmigo a lo largo de muchos años, fué un dilema complicado pero opte por la opción que me hacía sentir mejor.

Un abrazo...